¡AL CLOSET NO VOLVEMOS NUNCA MÁS!

31961147_10155869402602599_8657322637464174592_n.jpgEn el Día Internacional contra la discriminación y la violencia a lesbianas, travestis, transexuales, bisexuales y gays, el colectivo La Tribu realizará un festival llamado “‘¡Al Closet No Volvemos Nunca más!“. Junto a distintas organizaciones cortarán las avenidas Ángel Gallardo y Corrientes para repudiar los ataques que sufrió Sofía del Valle.

Sofía fue brutalmente golpeada en tres oportunidades por dos hombres por el sólo hecho de ser lesbiana. En el último de los ataques le dijeron: “No queremos raritos en el barrio, sabemos que fuiste con la yuta, lesbiana de mierda”.

Alejandra Iriarte, integrante de la Red de Abogadas Feministas y representante legal de Sofía, cuenta en qué situación se encuentra la investigación en la que una de las denuncias fue caratulada como robo: “Queremos unificar las denuncias, el objetivo es que todo se investigue en un contexto de lesbo-odio y agresiones por su condición de género”.

Además, en el Festival se pediría por la absolución de Higui, de Joe Lemonge y de Marian Gómez. También se exigirá justicia por el travesticidio de Diana Sacayán.

 

Descargar (botón derecho guardar cómo)

Anuncios

COMO A HIGUI, A JOE LEMONGE LO QUIEREN METER PRESO POR DEFENDERSE DE SUS AGRESORES

WhatsApp Image 2018-04-27 at 13.59.23.jpegJoe Lemonge es un joven varón trans de 25 años que fue hostigado y violentado durante muchos años en su ciudad natal, Santa Elena, en Entre Ríos. Primero por su orientación sexual, luego por su identidad de género. En 2016, el hostigamiento se agravó. De mayo a octubre de ese año, él sufrió violencia verbal y física por parte de tres hombres. Por ejemplo, lo amenazaban con que iban a entrar a su casa. Finalmente esto sucedió, y en tres oportunidades irrumpieron violentamente en su casa para agredirlo.

El 13 de octubre del 2016 los tres hombres comenzaron a insultarlo desde la puerta de su casa. Cuando salió de su casa, Joe forcejeó con uno de ellos. Joe sintió que el atacante lo había cortado en su mano en varias oportunidades con algo cortante, algo que él no podía ver qué era. Joe lo empujó, volvió a su casa y encontró un arma. Sin apuntarle al agresor, intentó defenderse. En un momento, después de intentar manipular el arma, se le escapó un tiro que da en el cuello del agresor. El hombre dejó de hostigarlo y se fue corriendo. Según consta en un informe médico presentado en la causa, la herida que Joe le produjo al agresor “no afectó la funcionalidad del órgano afectado, no requirió tratamiento quirúrgico o de sostén de vida, por lo cual no implicó riesgo de vida de la víctima”. 

Además de todo esto, el 3 de diciembre del 2016, Juan Giménez, el hombre que participó del ataque de octubre, prendió fuego la casa de Joe con intención de matarlo.

El juicio oral en su contra comenzó el 23 de abril en el Tribunal de Juicio de Apelaciones de Paraná. La sentencia se conocerá el viernes 4 de mayo. El fiscal Santiago Alfieri acusa a Joe Lemonge de “tentativa de homicidio” y pidió una pena de 8 años.

“Nunca se protegió mi integridad, todavía me amenazan y me hostigan, tengo miedo; tengo suerte de no estar muerto”, dice Joe Lemonge luego de un pedido desesperado para que el Estado se haga responsable y diferentes organizaciones lo acompañen.

Descargar (botón derecho guardar cómo)

UNA PERSPECTIVA MILITANTE DEL DERECHO

Conversación con Eduardo “El Negro” Soares, presidente de la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas de la Argentina. El ataque gubernamental a los mapuches, el ejercicio de la defensa de Higui y los síntomas de un momento político que no duda en definir como derrota. 

Descargar (botón derecho guardar cómo)

 

 

HIGUI: PEDIDO DE LIBERACIÓN Y ABSOLUCIÓN

multimedia.grande.b82176fe5d4ac74b.486967756920646574656e6964615f6772616e64652e6a7067.jpgAnalía Eva Dejesús, más conocida como Higui, está presa desde el 16 de octubre de 2016. Ese día, una patota de diez hombres la atacó en Bella Vista, partido de San Miguel. “Te voy a hacer sentir mujer, forra lesbiana”, le gritaban.

Higui se defendió y en el intento mató a uno de sus agresores, Cristian Rubén Espósito, quien ya la venía hostigando sistemáticamente.

En el Día Nacional de Lucha contra la discriminación por Orientación Sexual e Identidad de Género, se realizan movilizaciones y actos para exigir su liberación y su absolución.

“Para el sistema judicial ella debería haberse dejado violar”, dice Sandra Aguilar, Integrante de la Asamblea Lésbica Permanente. Además, explica por qué el caso de Higui se enmarca en el odio social y no en la fobia que suaviza violaciones y crímenes de odio: “La fobia se plantea en términos individuales; el odio social es algo que se puede expresar en cuáles son los fundamentos en los que se apoya, por ejemplo, la Justicia para negar una excarcelación o para después declarar culpable a una persona que se defiende cuando es atacada”.

descargar (botón derecho guardar cómo)